System Messages

Anecdotas de Vida III

  • FUENTE: CPICM-CA
  • 4 Enero 2019
Dra. Melvys Hernández Díaz
Entrevistador: Bárbara Rosales Ramos
Entrevistado: Dra. Melvys Hernández Díaz,

Ante un llamado de reposición de médicos, comienza en el 3 de Noviembre del 2015 la misión en Brasil de la Dra. Melvys Hernández Díaz; la cual fue ubicada en el estado Santa Catarina al sur de Brasil, específicamente en el Municipio Xanxere en la región Oeste del estado, donde ya había comenzado el programa en el año 2013.

La doctora nos comenta que un año más tarde, terminaron dos de las doctoras cubanas y el municipio no solicitó la presencia de otros profesionales, pues ya aguardaban médicos brasileños para ocupar dichas plazas, por lo que antes de cumplir mi primer año ya laboraba como único médico cubano del programa y así nos mantuvimos hasta la culminación de la tarea el 14 de Noviembre del 2018.

“Un municipio que consta con 9 puestos de salud pertenecientes al Sistema Único de Salud  (SUS), una Unidad de Pronto Atendimiento o 24 horas como también se llamaba y un Hospital Regional que atendía las dos modalidades de Atendimiento…o sea la privada y  un atendimiento subsidiado por la Secretaria de Salud Municipal y la prefectura para atender Urgencias, Emergencias, Cirugías y Obstetricias fundamentalmente. Desde el inicio fuimos ubicados en la Unidad de Salud del barrio Castelo Branco con una  población  estimada en 4387 habitantes según datos del Censo demográfico do IBGE en 2015, con una población  residente en el  área urbana de 2008 habitantes y el resto de los  habitantes residentes en el área rural. La principal actividad económica del barrio era  la agricultura, teniendo como fuente de producción  la leche, la carne de res y pollo, seguida de la prestación de servicios.”

Doctora, luego de esta panorámica y bosquejo del lugar nos podría abordar ¿cómo fue el recibimiento de los habitantes?

La aceptación desde los inicios fue muy buena, a pesar que la población atendida era de clase media a media alta, las necesidades de atención medica  tenía  mucha demanda, por protocolo de la Secretaria de Salud debíamos atender en cada jornada de 4 horas,  12 pacientes con consulta agendada y 4 urgencias, número que aumentaba considerablemente a medida que ganaba en aceptación. Muchos pacientes renunciaron a la Atención privada que era a extremo cara, con una consulta que oscilaba entre los 250 y 500 reales solo por la atención medica, sin mencionar los exámenes y los tratamientos  que los Doctores privados indicaban y a los cuales debían pagar después. El idioma al inicio fue difícil, ellos muchas veces se quejaban que hablábamos muy rápido pero que daba para entender, después ya la comunicación era fluida y dejo de ser preocupación para acudir al puesto de salud y hacerlo reiterativo.

¿Cómo eran las condiciones laborales y condiciones de vida, tanto para Ud. como para los mismos habitantes del lugar?

Las condiciones de trabajo y vivienda siempre fueron acordes a las necesidades del médico y las posibilidades del Municipio, logramos una empatía con la Secretaria de Salud y con los miembros de la junta de la Comunidad donde fueron escuchadas siempre nuestras sugerencias y contamos siempre con su ayuda oportuna. La seguridad a nosotros y el bienestar siempre fueron prioridad, aun cuando el pago nunca fue alto, pero lo compensaban las atenciones y siempre el deseo de ayudar. Era un Municipio donde el clima siempre era frio y los azotes de nevadas y de cambios de temperatura siempre estaban presentes, muchas veces con cambios bruscos de temperatura en un mismo día y para lo cual siempre encontramos apoyo en cuanto a transportación y medios para la protección de la salud.

¿Cuál fue el criterio de los brasileños antes y después de conocer a nuestros médicos cubanos?

Los médicos cubanos creo lograron un antes y un después en el atendimiento y por ende en la medicina brasileña y a mi modo de ver tendrían que cambiar muchas conductas de su propia idiosincrasia para asemejar mucho al atendimiento de un médico Cubano y no se lograría en años. A los inicios la silla del paciente se situaba por delante de la mesa del médico, ya el paciente llegaba a la consulta con los signos vitales medidos por una enfermera que le hacía un triagem, algo que no lo considero errado, pero al médico cubano  siempre nos enseñaron que  fiscalizar la presión arterial al menos, forma parte de nuestra consulta y nuestro examen físico,…allí fue mi primera “imposición” …le dije a mi enfermera a partir de mañana mi paciente se sienta a mi lado izquierdo de la mesa, quiero allí su silla y por favor…la presión arterial la tomo yo en la consulta …me costó trabajo muchas veces los mismos pacientes rodaban la silla, yo con mucho respeto les explicaba y los traía a mi lado, ya al final ellos mismos corrían la silla a mi lado.

¿Anécdota de experiencia que marcó su paso durante su estadía?

Experiencias positivas muchas….Las consultas de prenatal las disfrutaba mucho, tuve en mi transcurso de la misión cerca de 50 embarazadas, todas comenzaban su  atendimiento  con médicos particulares, cuando llegaban para cambiar la indicación de los exámenes indicados por ellos para lo cual yo les tenía que hacer una consulta, me preguntaban Dra. puedo seguirme atendiendo con usted…desde ese momento y hasta el término del primer año de cada niño nacido mes por mes acudían a la consulta sin dejar de hacerlo nunca, de hecho tuvimos que dejar un día completo de atendimiento para embarazadas y menores de un año para garantizar un seguimiento mensual  Tuvimos una embarazada con hipertensión arterial con cifras siempre en las consulta  nunca más bajas que 110 de mínima, intercosultada con múltiples especialidades y nunca lograron compensarla, un embarazo no deseado y rechazado en sus inicios. Comenzamos las consultas quincenales, después semanales hasta las 33 semanas, logrando una cesárea con 33.4 semanas y  con una  hipertensión compensada y un recién nacido pretermino bajo peso 1900g pero vivo y sin complicaciones maternas ni del recién nacido  logrando  un desarrollo psicomotor normal hasta el año de edad. Una madre agradecida y una niña feliz…producto de una relación medico paciente familia maravillosa que los ayudo en la compensación de su enfermedad crónica y  la aceptación de una criatura al mundo que después fue el orgullo de una familia.

Momento triste en la misión….Llevaba meses nada más a mi llegada…un amigo me llama y me dice… perdimos un amigo… se nos fue Toni, un médico cubano de nuestra Universidad que laboraba en otro estado y por el cual sentía el mayor de los aprecios como médico, profesional y persona. El momento más triste en años, cuando tuve que escribir a mi Rector y decirle…lo perdimos….se hizo de todo para salvarlo pero lo están desacoplando del ventilador con diagnóstico de muerte encefálica en este momento, días de angustia inigualable no superado por nada en tres años después.

¿Significativamente qué recuerdos le queda del deber cumplido? ¿Qué satisfacción guardas de esta misión en Brasil?

Recuerdos muchos, con muestras incalculables de amor y agradecimiento, un pueblo con múltiples problemas de salud, con diagnósticos concluidos y enfermedades compensadas, con cambios en estilo de vidas saludables. Amistad con médicos brasileños que nunca sentimos un rechazo  y si un apoyo incondicional siempre.  Satisfacción del deber cumplido con la Revolución y con mi Universidad. Crecimos como profesionales pero mucho más como personas. Comparaciones miles!!! Pero siempre con la certeza que Nuestro Sistema de Salud es único e insuperable en el mundo, a él nos debemos y por él seguiremos llevando  en alto el nombre de Cuba y del Internacionalismo.

Palabras clave: DOCTORA, MAIS MEDICOS

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.